Whatsapp +52 1 55 6577 7934 info@jabelpack.com

Tan sólo en México

%

de los empleados dicen haber experimentado algún tipo de acoso laboral. Desde ser ignorado por su jefe y compañeros de trabajo o ser el blanco de constantes burlas por los mismos, descalificaciones en lo físico, exceso o escasez de trabajo, hasta amenazas o maltrato físico, provocando el deterioro de la salud física y mental de quien lo padece.

Eres víctima si:
  • Te han designado los peores trabajos o más denigrantes, innecesarios, monótonos o repetitivos, sin valor o utilidad alguna.
  • Haz realizado tareas por debajo de las cualificaciones, habilidades o competencias habituales.
  • Vives presión injustificada o te ponen plazos imposibles de cumplir.
  • Te han trasladado a un puesto de trabajo aislado.
  • Recibes críticas constantes a tu vida privada.
  • Te atribuyen fallos psicológicos y/o  falsas enfermedades.
  • Padeces burlas por algún “defecto personal”/ descalificación de lo físico
  • Eres partícipe de ataques a las creencias personales tanto religiosas como políticas.
  • Eres parte de evaluaciones inequitativas o sesgadas.
  • Te “invitan” a desarrollar otra actividad en otro trabajo.
  • Desvalorizan tu éxito personal.
  • Recibes amenazas, gritos, insultos.
Reune evidencia y denuncia. ¡No estás sol@!
  • Realiza videograbaciones de las agresiones.
  • Capturas de pantalla o impresiones físicas de correos electrónicos, mensajes de texto o de agreciones mediante redes sociales.
  • Recaba testimonios de compañeros de trabajo que hayan presenciado tales actos de violencia en lo laboral.
  • Constancias médicas públicas de daño sean físicas o psicológicas.
  • Tú declaración.

¡No estás sol@!

El Mobbing o acoso laboral es un término empleado por primera vez en los años 80 por Heinz Leymann -doctor en psicología pedagógica y psiquiatría de nacionalidad alemana y sueca-, cuya definición de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) comprende la “acción verbal o psicológica de índole sistemática, repetida o persistente por la que en el lugar de trabajo o en conexión con el empleo, una persona o grupo de personas hieren a una víctima, humillando, ofendiendo o amedrentando”, con la finalidad única de abandono del empleo por parte de la víctima.

Caso verídico

En Mayo de 2018, se registró un caso donde una joven pediatra de 26 años de edad que laboraba en el Hospital del Niño Poblano (Puebla, México) se quitó la vida debido, según el testimonio de varios compañeros y amigos, al maltrato que recibía en su empleo. Sin embargo, la carta de despedida dirigida a sus padres no menciona dicho acoso, pero hace énfasis en su “falta de confianza al realizar sus actividades en el hospital”. Estrés, ansiedad, depresión, frustración son sólo algunos de los padecimientos que denotaron un desequilibrio emocional en la vida de la joven.
Nota completa disponible aquí.

Entre los daños que el acoso laboral genera, según la Organización Mundial de la Salud, el desánimo, el bajo rendimiento y la frustración. No poner atención a ellos puede llegar a ser problemas más graves como la depresión, la ansiedad, insomnio, aislamiento, hábitos adictivos, enfermedades físicas y mentales, el deterioro  de las relaciones interpersonales, incluso el suicidio.

Jabel Pack te respalda, tu denuncia será anónima. 

Referencias bibliográficas

https://www.who.int/es https://www.cndh.org.mx/ Consultadas el 30 de julio, 2019.
Compartir
Compartir
× ¿Necesita ayuda?